Así, lamentablemente, el tiempo que pasas perfeccionando tu ‘cat eye’ en la mañana está íntimamente relacionado con si consigues un aumento de sueldo (o no), aunque nada tenga que ver con tu capacidad intelectual/física para realizar tu trabajo.

 

Numerosos estudios en el pasado han demostrado también que la gente considerada atractiva tiene varias ventajas en la vida. En las escuelas, las personas atractivas tienden a ser más populares y obtener mejores calificaciones. En los juzgados, reciben sentencias más cortas… e incluso contratos de modelaje al salir de prisión, como es el caso del exconvicto Jeremy Meeks.

 

¿Y por qué sucede esto? Los investigadores encuentran que las personas atractivas son consideradas más inteligentes, más confiables y más cooperativas, y que tienden a recibir un trato mejor puesto que, inconscientemente, pensamos que si una persona luce atractiva, también debe tener una personalidad atractiva, aunque no siempre sea así.

 

Por supuesto, para los hombres, el tiempo y esfuerzo que inviertan en su arreglo personal tiene una mínima repercusión en su salario –la mitad que en el caso de las mujeres–, según los resultados del estudio realizado por Wong y Penner, abriendo una vez más el debate sobre el sexismo en el mundo laboral… y en cualquier otro.

Leer también >>  Una mujer fingió ser ciega durante 28 años para no tener que saludar a la gente
Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *