Ten mucho cuidado con quien te juntas, con quien compartes tu tiempo, a quien le brindas tu amistad, porque sin darte cuenta, poco a poco te vas pareciendo a esa persona, todos lo sabemos, pero ahora un estudio realizado ha comprobado esas dudas que tal vez tuviste.

Fuente: Google

Todos hemos notado que a pesar que cada quien tiene su estilo, o forma de pensar, siempre el medio influye, como simples salidas a conversar a un lugar determinado, comer en un lugar determinado, comprar la ropa en un lugar determinado, acompañar, influye, queramos o no, Esta intuición ha sido confirmada por la ciencia y ha descubierto que nuestros cerebros se parecen a las personas con quien compartimos tiempo.

Moran Cerf, neurocientífico de la Universidad de Northwestern, explica que cuando dos personas están juntas sus ondas cerebrales empiezan a verse idénticas: “Entre más estudiamos el involucramiento, más vemos que sólo estar con ciertas personas alínea tu cerebro con el de ellas”, lo cual significa que “las personas con las que te juntas tienen un impacto en tu involucramiento con la realidad que va más allá de lo que puedes explicar. Uno de los efectos es que te empiezas a parecer a ellas”.

Loading...

Cerf considera que debemos rodearnos de personas que tienen las características que estamos buscando, así podremos maximizar nuestra felicidad y reducir el estrés.