Seca tus lágrimas y deja de pensar de una buena vez que no encontrarás a nadie más que se enamore ti o tú de alguien, deja de mirar sus última conexión cada 3 minutos y su facebook cada 5, si no le importaste lo menos que puedes demostrar es que estas destrozada, esta bien si ya intentaste aclarar las cosas con él, pero si no hay más opciones acabalo con tu indiferencia, aunque por dentro estés cagándote de dolor. 

Todos los hombres o la mayoría de ellos están acostumbrados a que una sea quienes los busquen, les rueguen, estén llorando y mandando mensajes para que regresen; ¡basta ya! hay que darnos nuestro merecido lugar.

Deja el drama de lado amiga porque todos vuelven, todos. Mi abuela tenía un dicho que decía: el que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen. 

Y es que no todos vuelven por las mismas razones, algunos lo hacen trayendo consigo el típico discurso:

Loading...

”No sabía lo que tenía hasta que lo perdí”, ‘Te extraño”, ”Te necesito”, ”sigamos siendo amigos”.

O simplemente regresan por el tesorito que ya no les pertenece y el ego lo tienen tan grande que no se hacen la idea de que otro lo toque. Otros de plano regresan cuando menos los esperas, cuando tu vida va de maravilla, entonces regresan como los perros arrepentidos, con la cola entre las patas. Es ahí amiga donde debes sacar toda la diva que llevas dentro y ¡mandarlo derechito a la mierda! porque sabes que pese a todo lo de ustedes no sirve más, así te sacas la última espina que llevas dentro y dejas que la vida te sorprenda.

Leer >>  Sólo te enamorarás de 3 personas en la vida y cada una por una razón

 

En dado caso que nunca regrese, da gracias a la vida, porque como dijera de nuevo mi abuela; mejor sola que mal acompañada. 

¿O tu que crees?