Aunque parezca increíble, diferentes estudios explican que las mujeres inteligentes se pueden diferenciar del resto de muchas maneras, entre ellas, su forma de actuar y los hábitos que tienen.

Estudios han comprobado que las personas que van a la cama muy tarde tienen un IQ superior al de la mayoría, así que si eres una chica que no puede ir a la cama temprano.

Por otro lado científicos de Estados Unidos realizaron un estudio en el que pedían a los voluntarios que dijeran todas las groserías que les fuera posible. El resultado fue sorprendente: las personas que pronunciaron más groserías, tenían un coeficiente intelectual más alto que el resto del grupo. Además, las habilidades para hablar frente a un público también resultaron superiores para quienes dicen groserías.

Loading...

Una persona inteligente puede tener un vocabulario amplio y correcto, pero también sabe que hay momentos en los que las palabrotas pueden usarse a su favor.

Además, una investigación de una universidad en Minnesota concluyó en que si el escritorio de alguien está desordenado, no quiere decir que esa persona sea un caos; al contrario, significa que su cerebro está muy ocupado en cosas que son verdaderamente importantes. Estudios psicológicos también revelan que estar en un ambiente desordenado nos hace expresar más creatividad y tener mejores ideas respecto a un tema.

 

Texto y fuente original: corazón.pe/estilo-de-vida