Hemos escuchado que el consumo moderado de vino, a diferencia de otras bebidas alcohólicas, trae algunos beneficios al cuerpo, situación que nos pone muy felices ya que es uno de nuestros drinks favoritos. 

 

Pues ahora, tenemos nuevas y buenas noticias con respecto a esta bebida, ya que de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Estatal de Washington, el vino y la pérdida de peso van muy de la mano.

 

 

Gracias al compuesto de nombre resveratrol que se encuentra dentro del vino tinto específicamente, la grasa blanca se convierte en grasa beige, que de acuerdo con los especialistas, es mucho más fácil de quemar.

 

Una copa de vino entre las 6 y 9 de la noche, es una buena opción, aunque según los comentarios del Profesor Min Du, toda bebida alcohólica provoca a la larga reacciones no tan favorecedoras para el cuerpo, por lo que recomienda ingerir frutas que son fuentes naturales de resveratrol como uvas, fresas y arándanos. 

Leer >>  Hoy es el día: por fin está aquí Stradivarius Man