bsnov_19

A lo largo de todos estos posts hemos hablado de diferentes prendas clásicas que, por mucho que pasen los días, meses y años, no consiguen pasar de moda. Aunque las tendencias y la propia moda y diseñadores o marcas se esfuercen. Aunque saquen nuevos must have con los que llenar nuestros armarios, hay determinadas prendas que se han ganado el título a pulso de clásicos atemporales que hay que tener sí o sí. Y yo creo que, no sé si entre los tres primeros, pero entre los 10 seguro que se encuentra el trench o gabardina. Ahora bien el color puedes elegirlo y escoger el que más rabia te dé, pero el beige es el básico más básico de todas las temporadas.

Combinable con toda clase de estilismos, desde para asistir a una fiesta o simplemente con unos vaqueros boyfriend y unas zapatillas. Se adapta a cualquier día o noche de tu vida. Cerrada y atada o simplemente abierta dejando que se menee al viento. Y creo que podríamos decir que casi todas las casas de ropa o firmas reeditan esta prenda cuando el otoño se acerca. Aunque todo hay que decirlo, cuando encuentras una que te sienta a la perfección lo mejor es cuidarla ¡y no soltarla jamás!!! A veces es difícil dar el paso y cuesta un poco porque te miras al espejo y te ves cual Inspector Gadget o investigador privado y sientes que solamente te falta un sombrero de alas y fieltro. Pero en cuanto combinas el chaquetón con unas buenas gafas de sol y un bolso especial el look no puede ser más sencillo ¡y más perfecto! Eso sí, la actitud por supuesto cuenta muchísimo en todo esto, sobre todo mantenerte lo más alejado posible al típico aspecto del señor con gabardina (sí..sí… ese que solo lleva gabardina, ¡ya me entendeis..!). Hace años tuve una experiencia de ese tipo y no os recomiendo nada cruzaros con alguno de esos seres por la calle. Pero bueno, esta historia surrealista ya os lo contaré cualquier otro día. Pero lo que sí puedo adelantaros a modo de recomendación es que si veis a un tipo de estos a lo lejos por la calle os cambiéis de acera, no vaya a ser que os dé un susto. ¡O quien sabe un ataque de risa!

Leer >>  Vaqueros bordados: las compras de la semana

Por supuesto hay que acertar muy bien con la talla; la espalda y los hombros tienen que quedar que ni pintados, igual que el largo de las mangas. Si no,  corres el serio riesgo de ir disfrazada por la calle. Confieso que la primera que tuve hace ya muchos muchos años fue de color negro, y el otro día la recuperé de entre los cajones aunque un poco maltrecha. Después de plancharla y reconstruirla la he devuelto a un sitio de honor dentro de mi armario, casi casi de la manita con otra gabardina color camel de Sandro y detalles de cremalleras que me encanta. Por supuesto hay que contar con que si el día es muy, muy frío hay que ir muy abrigada debajo, o directamente, dejarla descansar y abrazarte a tu parka Woolrich haciendo una pausa en tu relación con la gabardina…

Creo que al final,haciendo un resumen, lo que te aporta esta prenda es un toque arreglado pero informal. Una prenda tremendamente versátil con la que puedes jugar aún más si cabe con todos los estilos de vestir que se te puedan pasar por la cabeza.

Trench de Burberry Prorsum, jersey de Wolflamb para Fashion Pills y falda con estampado de leopardo de Stella McCartney

Trench de Burberry Prorsum, jersey de Wolflamb para Fashion Pills, zapatos de terciopelo de Jimmy Choo y falda con estampado de leopardo de Stella McCartney

 

 

Loading...

bsnov_14

Gorra de Kling, pendientes de Gold & Roses y Schield, collar V de Louis Vuitton, anillos varios de Dinh Van, Sansoeurs y de Tous

Gorra de Kling, pendientes de Gold & Roses y Schield, collar V de Louis Vuitton, anillos varios de Dinh Van, Sansoeurs y de Tous

bsnov_16

bsnov_17

bsnov_18

pendientes de Gold & Roses

pendientes de Gold & Roses

Con amor,

B.

¿¿Jugamos una partida??