Esta fue la “normalidad” para miles de mujeres de los 50’s

A veces, no tiempo pasado fue mejor, y eso lo podemos comprobar con los “deberes” que las mujeres tenían para con sus maridos hace 60 años. ¿Te imaginas tener que cumplir con todas estas indicaciones solo porque “debe ser así? ¡No hay forma!

Todas sabemos que más de medio siglo antes, las mujeres no tenían derecho a opinar y debían hacerse cargo de todo el trabajo en lo referente al hogar y los hijos.

Hoy los tiempos han cambiado, así como las costumbres y expectativas de cada género. Hoy no es concebible que una mujer esté “atada” a la casa o al cuidado de los niños, sino todo lo contrario, se espera que todas se logren profesional y personalmente.

Hoy te compartimos ciertas indicaciones que tenían las esposas de aquel entonces para hacer feliz a su marido. Checa la siguiente lista:

Google

1 Ten el almuerzo o la comida lista. Planea con anticipación, lo que se cocinará para cuando él regrese. Esta es una forma de hacerle ver que te preocupas y piensas en sus necesidades.

2 Casi todos los hombres tienen hambre cuando llegan a casa. Prepárale su plato favorito para darle una buena bienvenida.

3 Arréglate. Tómate 15 minutos libres antes de que llegue para estar linda. Maquíllate y pon una cinta en tu cabello. Él ha estado demasiado tiempo en la oficina.

4 Sé divertida e interésate por él. Tu deber como esposa es proveerle un buen momento.

5 Asegúrate que la casa esté limpia y ordenada para cuando el regrese. Nada de juguetes ni tiraderos en la puerta principal.

Leer >>  Parecen pequeños, pero son grandes imperios: marcas españolas de facturan muchos muchos millones y tal vez no lo sabes
Google

6 En la temporada de invierno enciende la chimenea para cuando llegue a casa. Así identificará su hogar con la calidez y el descanso. Preocuparte por él, te satisfacerá personalmente.

Loading...

7 Cuida bien de los niños: aséalos y cambiales de ropa para que siempre estén impecables.

8 Has que los niños jueguen durante el día para que cuando él llegue puedan estar más tranquilos y no hagan ruidos molestos que puedan perturbar a tu  marido.

Google

9 Recíbelo con una gran sonrisa y con la diligencia de complacerlo. Debes ser atenta.

10 Recuerda que problemas son de mayor importancia que los tuyos. Si tienes muchas cosas por decirle, espera un momento a que él hable primero de lo que está pensando.

11 No debes quejarte si llega a casa tarde o sale a otros lugares sin ti. Debes entender que los varones llegan a casa a relajarse no a tener más problemas.

12 Tu objetivo es asegurarte que tu hogar sea el sitio perfecto donde tu esposo pueda sentirse en paz y tranquilidad.

Google

13 No le des más cosas de las que preocuparse, cero problemas y complicaciones.

14 Arregla los lugares donde suele descansar, ofrécete a quitarle los zapatos con una actitud dócil y placentera.

15 No tienes por qué cuestionarlo. Sus acciones siempre serán las acertadas, recuerda que es el hombre de la casa.

16 Una buena esposa conoce su lugar, siempre.

¿Qué te pareció? ¡Una locura!