thumbnail_3

Una semana atrás volví a encontrarme con una familia adoptiva con la que tengo relación desde hace 3 años ya. Todo empezó siendo una relación profesional pero a estas alturas creo que podría decir que el aspecto personal está muy latente y presente a medida que van pasando los años. Creo que esto que voy a contar ahora lo habré contado alrededor de 50 millones de veces, pero mi relación con la marca ghd viene de muy, muy atrás… Estaba en plena pubertad y los cachivaches para el pelo, maquillaje y tacones para el pelo, estaban en pleno auge entre mis amigas. Todas nos queríamos teñir el pelo, maquillarnos lo máximo posible hasta para ir al colegio o instituto, usar wonderbras… Por aquel entonces los pantalones campana estaban comenzando y mi lucha por hacerme con uno de ellos era casi diaria. Durante toda mi adolescencia hasta que empecé a trabajar todos los viernes recibía una paga al principio de 10 € que fue creciendo hasta convertirse en 15. Con esos 15 € sobrevivía toda la semana y conseguí ahorrar para según qué caprichos. Este se podría decir que fue el primero de todos. Mi primera Styler fue una ghd de tamaño medio de una edición limitada black and white (¡lo recuerdo como si fuera hoy mismo!). Así que con mi dinerito ahorrado me fui a una peluquería que había haciendo esquina en la Plaza Vázquez de Mella de Madrid y salí de ella con mi tesoro dentro de una bolsa. Puedo presumir de que esa Styler sigue en mi poder y ¡en perfecto estado de forma! Y hace años de todo esto, ¡vaya si ha llovido…! Son muchos años de relación inseparable con esa Styler. ¿Quién me iba a decir que tiempo después recibiría una llamada de sus creadores? De su mano he aprendido a arreglarme el pelo fácil y rápido solita en casa. He aprendido a cómo cuidarlo, me han introducido en el gran y desconocido mundo de la peluquería.

Y hace unas semanas nos volvimos a encontrar por cuarta vez con motivo dde lanzamiendo de la edición limitada Copper Luxe especial para estas fechas que se acercan. Bajo el lema: ‘¡Rompe las reglas, no tu pelo!’ Si aún no lo habéis visto os animo a que bicheeis y lo descubráis, hicimos un video muy chulo que durante unos días dio unos titulares un tanto curiosos como: ‘Blanca Suárez detenida’. O ‘Blanca Suárez y sus problemas con la policía’. Y es que el video va por ahí, pero de ahí a hacer esos titulares tan ambiguos como gancho para que el público entre en la noticia y la lea aún estando más que claro que tiene que ver con un tema comercial… como que me parece un poco excesivo. Pues eso, que la semana pasada me reencontré con mi segunda familia de ghd para presentar esta edición limitada de Navidad y tuvimos un día muy, pero que muy intenso.

La mañana comenzó con una rueda de prensa y presentación a medios con sus respectivas entrevistas y por la tarde-noche una presentación a clientes de la marca en un evento privado y la verdad muy chulo con fotomatón y todo. En los eventos y presentaciones de este tipo siempre te ronda la misma pregunta. ¿Qué me pongo? Realmente lo que uno quiere es acertar cómo estar guapa y llevar cosas que realmente realcen y favorezcan. Creo que de todo el estilismo lo que tenía más claro era el calzado. Tenía tantísimas ganas de estrenar uno de mis regalos de cumpleaños: unas sandalias color burdeos de terciopelo de plataforma y taconazo de Aquazurra que no pueden estar más de tendencia ahora mismo. Lo combiné con un vestido de manga corta con cuello con incrustaciones de metal y tela labrada de Sandro y joyas de Rabat y de The Market Place. Respecto al maquillaje y el pelo intentamos hacer algo bastante suave con un corte recto por los hombros y una onda sin pulir. Creo que aportaban al look sencillez y desenfado, a juego con el maquillaje: piel limpia aunque trabajada en los ángulos y un gran eyeliner que enmarcaba los ojos.

thumbnail_1

 

thumbnail_1-1

Un día muy especial en el que se experimentan nervios… Cuanquier presentacion los merece. Este martes llegaba con una resaca emocional brutal después del fin de semana de mi cumpleaños. Después de haber pasado un fin de semana con la gente que quiero lejos de Madrid y muy cerca del campo. Pero de repente te ves maquillada y encaramada a unos tacones de casi 15 centímetros rodeada de fotógrafos e intentando pronunciar y hablar casi casi como una presentadora de televisión. Pero como siempre digo, esa es la magia de esta profesión. Que puedes tocar todos los palos del universo en tan solo unas horas. Que puede ser varias personas en una, puedes estar por la mañana enfundada en un chándal llena de barro con unas botas y un chubasquero empapado y unos pelos más dignos de una oveja rastua empapada y por la tarde haber tenido la visita de Natalia Belda y unas pestañas postizas con un labial maravilloso de última moda en la cara como si nada. ¡Lo pienso y me da la risa!

Loading...

Lo que está claro es que las navidades están a la vuelta de la esquina. Todo esto porque cada vez llegan antes. De hecho, creo que dentro de unos años la iluminación de nuestra ciudad acabará poniéndose a finales de agosto y nos quedaremos tan pichis. Bromear con esto no quita de organizarse bien,  sabiendo qué se cuece e ir apuntando en una lista las ideas que tenemos para regalar a la gente que queremos estas navidades. ¿Y por qué no esta edición limitada de GHD? Dadle una vuelta…
Os quiero,

B

thumbnail_4

thumbnail_5

thumbnail_6

thumbnail_7

Con amor,

B.