Fuente: Zara

Hay cambios en la vida que vienen dados por el simple hecho de cumplir años. El vértigo que produce llegar a los 30 es muy significativo. Muchas mujeres se ven algo perdidas en lo que a vestuario se refiere y surgen las dudas entorno a qué prendas comprar o cómo vestir adecuadamente. Hoy ponemos fin a lo que te preocupa y te damos las claves para sentirte segura en esta nueva década. ¡Será la mejor de tu vida! 

Cómo vestir
Cada mujer tiene su estilo y eso no deber cambiar. Estas pautas son algunas recomendaciones para probar nuevas prendas, experimentar con lo que hasta ahora no te has atrevido y sacarle el máximo partido a tu imagen. ¡Inspírate!

1. Menos es más
Esta frase es muy recurrente en el mundo de la moda y el diseño. Queremos, con ella, subrayar la importancia de la sencillez como clave en cualquier manual de estilo. Nuestro consejo es que trates de evitar lo excesivo en tu outfit. Equilibra con prendas sencillas una falda con colorido, una camisa estampada o un complemento notorio. En el término medio está la virtud. 




2. Básicos
En el armario de una veinteañera los básicos pasan desapercibidos, a partir de los 30, son esenciales en nuestra vida. Camisetas blancas, vestidos negros midis, pasminas y bufandas coloridas o camisas vaqueras, son algunos de los más importantes. ¡Hazles hueco en tu armario!


3. Elegancia y sensatez
Cumplir años significa adquirir responsabilidades. Nos encontramos ante nuevas situaciones que exigen cierta formalidad como compromisos profesionales, reuniones y entrevistas de trabajo. Si no sabes qué prendas usar para este tipo de ocasiones, ¡ficha estas ideas!

Leer >>  WELCOME FRIDAY!!!



4. Jeans
Sigue siendo nuestro aliado favorito, tengamos la edad que tengamos. Solo tienes que hacer la elección adecuada y recordar que quizá es el momento de inclinarse por modelos menos desgastados y dañados, escogiendo colores más uniformes y con menos aberturas. 



5. Insinuar más que mostrar
Dentro de ese concepto de la elegancia, el sentirse atractiva es fundamental. El hecho de que nuestra figura se haya alterado con el paso de los años puede acarrearnos ciertos complejos que nos condicionan a la hora de vestir. Nos encontramos en un momento en el que ni queremos, ni nos apetece abusar de la mini o del escotazo. Así que nuestro consejo es que potencies tu sensualidad con prendas que insinúen más que enseñen. ¡Aquí tienes algunas de las más eficaces!


Loading...

6. Colores neutros 
Este punto tiene más que ver con la personalidad de cada una de nosotras. Hay mujeres que se habrán vestido siempre con colores neutros y otras que los vayan incluyendo en su armario con el paso de los años. Lo que es incuestionable es que, la elección de estos, es una apuesta segura.


7. Saca partido a tu figura
Respetando tus formas
serás capaz de sacarte un partido increíble. Acepta tu talla y escoge las prendas idóneas para tu cuerpo. 


8. Comodidad 
Es cierto que cuanto más mayores somos, más comodidad buscamos. Esta idea aplicable a cualquier aspecto de nuestras rutinas, se ajusta perfectamente al valor que le damos a ciertas prendas frente a otras. Lo más importante es que te sientas bien con lo que llevas puesto y que seas consciente que el bienestar no está reñido con la elegancia.

Leer >>  12 Beneficios de ser la única mujer en un grupo de amigos



9. Gabardinas, blazers, blusas, camisas, stilettos…
¿Ya los has incorporado a tu armario? Si aun no lo has hecho, es el momento de dar una oportunidad a estas prendas. ¡No te vas a arrepentir!


Cómo no vestir
– No utilices prendas demasiado ajustadas que marquen tus defectos.
– Hay tejidos que deberías empezar a desterrar de tu armario, la lycra entre ellos.
– Las prendas demasiado cortas como shorts o faldas no se ajustarán a la imagen perfecta que queremos dar.

¡Sé tú misma!