Hace algunos años era bastante frecuente ver a varias mujeres, muchas relacionadas con el mundo del espectáculo, mostrando orgullosas sus implantes mamarios XL y otros cambios estéticos, dando largas entrevistas o visitando programas de televisión. Hoy esto es menos habitual. Al contrario, esas mismas mujeres aparecen comentando que decidieron sacar –o disminuir– los implantes, y lucir una delantera más natural y cómoda. Si hace un tiempo fueron celebs como Victoria Beckham, hoy sabemos de chilenas “famosas”, como la esposa del futbolista Luis Jiménez, María José “Coté” López, quien a través de su Instagram dijo que “hoy en día creo que no necesito de eso para sentirme segura de mi misma y ‘sexy'”.

Conversamos con el doctor Claudio Thomas, vicepresidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, quien nos manifestó que efectivamente el interés por los implantes grandes ya no es el mismo de antes. “La solicitud de implantes XL, especialmente sobre los 400 cc, ha disminuido en los últimos 5 años”.

El especialista señala que “en estos casos, la mama tiende a verse no natural, y además cuando son muy grandes dificultan la práctica de deportes. Y no sólo eso, para muchas pacientes es difícil encontrar trajes de baño o ropa más elegante y formal”. Claramente parte de esta situación tiene que ver con que la mujer se da cuenta de que, más allá de un tema estético, se termina viendo afectada en su vida diaria, como elegir una prenda de ropa o realizar algún tipo de actividad física.

Al parecer el concepto estético ha cambiado. “El objetivo de la mamoplastía de aumento es meramente estético. No hay cambio de funcionalidad en la mama al colocar un implante. La paciente busca una forma más estética y agradable a la vista, no de tamaño exagerado, para obtener un resultado natural. También se utilizan los implantes mamarios para cirugía reconstructiva de la mama, pero este tipo de intervención busca restaurar la imagen corporal de la paciente”, indica el doctor Thomas.

Leer >>  Si comes 2 Plátanos al día durante un mes, esto es lo que le pasa a tu cuerpo!

La tendencia de apostar por lo más natural, de buscar cambios físicos menos invasivos, también puede ser uno de los motivos. “La cirugía plástica actual da resultados muy naturales. Lo que sucede es que en los últimos años han aumentado las alternativas de procedimientos no quirúrgicos, que los cirujanos plásticos utilizan como complemento a la cirugía y en algunos casos como primera línea de terapia”, afirma el especialista.

En todo caso no podemos desconocer que este tipo de cirugía sigue siendo una de las más populares. De hecho, la intervención de implante mamario es la segunda cirugía plástica con fin estético más frecuente en Chile, y lo mismo ocurre en otros países del mundo.

Loading...

Los riesgos de los implantes

Sabemos que todo tratamiento quirúrgico conlleva riesgos, como lo confirma la doctora Cecilia Mora, cirujano plástico y dueña de la Clínica Milano. “Partiendo por la anestesia; dormir a un paciente de forma artificial ya es riesgoso. En todo caso un volumen de mama muy grande significa un peso extra que soporta la columna, lo que trae consigo dolores de espalda, escoliosis y lumbalgias. Por lo general cuando la paciente es joven no hay tantos problemas, porque su piel tiene más elasticidad, pero cuando van pasando los años se acentúan los riesgos”. Y aunque es mucho menos frecuente, no olvidemos que también existen los riesgos de infección y encapsulamiento de las protésis. ¿Cómo saber qué tamaño de implante elegir? La recomendación es optar por aquellos entre 265 y 315 cc.
Para el doctor Thomas es muy importante considerar tres elementos de seguridad. “Paciente informado. Cirujano plástico acreditado. Lugar de la cirugía con condiciones adecuadas”. Y agrega: #quetucirujanoseaplastico.

Leer >>  Elimina ese molesto vello de tus axilas con facilidad

La extracción

La técnica de extracción del implante mamario no es compleja. Lo que hace el implante es provocar una expansión de la mama, igual que en un embarazo, y además genera una ligera atrofia de la glándula, sobre todo en casos de prótesis grandes. El efecto de retirarlo es el mismo que después de una lactancia: la mama quedará vacía en los polos superiores y con apariencia de caída en los inferiores. Si la mama es pequeña posiblemente no hay que hacer nada, pero en algunos casos puede ser necesario hacer una mastopexia (extirpación de la piel sobrante y subir la mama). Una alternativa reciente para evitar quitar piel y dejar cicatrices, o minimizarlas, es la extracción de implantes y rellenar la mama con injertos –si es posible– de grasa propia de la paciente.

Para tener en cuenta

En materia de cirugía estética, en Estados Unidos las intervenciones más populares son el aumento de mamas y la liposucción. Sin embargo, cada vez son más las mujeres que llegan al quirófano para reducir el tamaño de sus pechos. Las estadísticas de la Sociedad Estadounidense para la Cirugía Plástica Estética indican que en 2013 se practicaron en EE.UU. 122.838 mamoplastías de reducción. Aunque es un tercio del número de operaciones de aumento de mamas en la misma fecha, la cifra supone un incremento del 9% con respecto al año 2012 y un 157% con respecto a 1997.

Visto en: http://www.nuevamujer.com