No hay segunda oportunidad para una primera impresión. La ropa que llevamos dice más de nosotros de lo que creemos y saber vestir adecuadamente a cada situación es fundamental. Por ejemplo para una entrevista de trabajo. Para una ocasión así, hay clásicos que no fallan (una blazer, una camisa blanca…) pero también hay determinadas prendas y/o tendencias que deberías dejar en casa. Te contamos cuáles son. 

Loading...

 

‘Cropped tops’

Aunque su corte los haga más ‘amigos’ del verano, lo cierto es que también se llevarán mucho este otoño-invierno. Pero NO, no deberías incluirlos en tu look para ir a una entrevista de trabajo. Resérvalos para ocasiones más informales. 

© Getty Images